miércoles, diciembre 03, 2008

ánimo

Escrito por pablo @ 12:15 a. m.



Son varios años, pero en el `95 cuando más o menos para mi todo empezaba. Una noche, con otro amigo de aventuras, llegamos hasta rivadavia, altura de Flores a la inauguración de un supuesto boliche alternativo, todavía esa palabra significaba otra, cosa, que nadie bien sabía que, pero defenitivamente para nosotros era otra cosa.

Como teniamos unas tablas para andar, que aclaro más allá de mi gusto personal, nunca aprendi a usarla con mucha destreza, o nada de destreza, no podiamos entrar. Y nos cruzamos con otras chicas que salían indignadas del lugar, así que nos enteramos que en el teatro arlequines tocaba fun people, casi nada había escuchado. Ese recital, que después termine yendo, casi que me cambia la cabeza. Casi, todo lo que te la puede cambiar una banda.

La primera vez que tocamos en el reabierto arlequines poco guardaba de esa mística adolescente, impregnada entre nirvana, pero cruzada con la llegada de los pibes de los barrios más lejanos, que por ahora veian a su banda con más atención que cualquier otra cosa. Y escuchabamos tan antento al cantante, que casi tomabamos apunte. Bueno, eso paso rápido. El tema sigue estando genial. Y siempre me lo pongo, y lo escucho en los momentos que me hace falta.

Si, ya no escucho nada de hard core, pero no puedo olvidar este tema. Y otros.


lunes, junio 23, 2008

¿A dónde vamos?

Escrito por pablo @ 2:15 p. m.

Me llego una convocatoria de un compañero ( aquí se puede leer completa)sobre las discusiones de estas últimas semanas; en la cual invitaban a una discusión, debajo mi respuesta.

Díficil coyuntura, donde lamentablemente no se ha puesto en marcha ninguna opción o alternativa desde la izquierda, que no quede en lo declamativo. Entiendo teóricamente la postura de muchos de los partidos de izquierda que han optado por una consigna correcta "ni con el gobierno ni con la oligarquía", pero finalmente carente de lineamientos de acción, ¿la propaganda no debería tender hacía eso?.

Partamos del siguiente presupuesto el actual gobierno; es el resultado que ha
llegado la lucha de clases, (queramos o no) es parte de la recomposición hegemónica
luego de la crisis de las políticas neoliberales de los 90. Digamoslo así, a la clase obrera hoy en la argentina, le dió hasta acá. Dió hasta un gobierno, que enfrenta en su discurso parte del pasado; pero que no modificá en lo sustancial el sistema económico. Claro; ¿es que existía antes de Kirchner un movimiento tendiente a cuestionar cabalmente este sistema? digo; realmente; un movimiento generalizado, con lineamientos claros de una política anticapitalista.

Pensemos al revés, los logros políticos de este gobierno, son los logros de años de resistencia de movimientos sociales extendidos, obviamente reducidos hoy a la planificación de la agenda política dominante. ¿Pero acaso no es un logro? ¿O realmente pensamos en un momento que las organizaciones de derechos humano iban a implantar el socialismo en este país?.

Volvamos a la praxis. En lo concreto, se da en ¿hay que ir a la plaza? ¿si no vamos donde demuestro mi repudio a la derecha más reaccionaria que se reagrupa paralizando el país y encareciendo la vida de todo el conjunto de la clase trabajadora?. ¿Es en esa marcha de discólos del mst que apoyan un sujeto invisible "el pequeño chacarero"?.

El sábado en página 12 sale una nota de Bayer como siempre esclarecedora, donde un pequeño dato revela lo profundo del debate que sale en juego, Miguenz (ese apellido...) (esa familia...)habría sido una de las principales familias beneficiadas por la conquista del desierto (si es un desierto... ¿que hay que conquistar?) Miles de hectáreas.

El punto es; del otro lado del gobierno. Terratenientes, pequeños propietarios, y la clase media metropolitana. Peleando por qué modelo de país, un país de un capitalismo dependiente, inserto en el mercado mundial del trabajo a través de la venta de "comodities". Un país de mierda.

Ese lado; que tal vez porque conocemos demasiado a Dlia y lo que dijo el 26 de junio del 2002, no le creemos que existe un golpe mediático y económico. Pero en sus encendidas declamaciones; también menciona lo que venimos mencionando desde el 2001. El montaje de los medios de comunicación, que organizados con una sincronía perfecta adelantan y marcan la agenda política. Y tal vez Feimann cuando dice que el poder no es el gobierno, sino los grupos concentrados tenga razón.

¿Podemos saldar esta discusión con la conclusión "una pelea entre capitalistas"? Claramente es una disputa intraburguesa, no hay dudas. Dos alianzas policlasistas, en puja. Pero dejemoslo claro, los modelos en disputa, porque acá no hay una discusión sobre el modelo económico ni sobre ingresos de dinero, es una cuestión más básica, la derecha siente que nuevamente y ahora le corresponde detentar también el poder de las instituciones, que hoy están en manos del peronismo. Y así al pasar dos datos históricos; las rebeliones de los peones rurales a comienzos del siglo XX, fueron sofocadas mediante la sangre por esta misma alianza que hoy se organiza nuevamente. Otro dato histórico, fue Perón el que a través de la renta extraordinaria industrializo el país, o por lo menos puso en marcha ese proyecto efímero, de sus primeras presidencias. No del resto, no del Perón de la triple AAA.

Volvamos entonces, teóricamente la cuestión se salda únicamente teóricamente; es una puja intraburguesa.
Pero eso, si es que me deja en mi casa, si es que me deja sin dar la discusión en mis espacios de trabajo, si es que me deja fuera de lugar y alineados con los más reaccionarios en mis espacios de estudios, si me deja con los racistas, con los xenofobos, con lo peor de lo peor.

Seguramente termine yendo a la Plaza.


jueves, febrero 14, 2008

una crítica sobre el libro que se publicó recientemente

Escrito por pablo @ 8:32 p. m.


Ensayo
Un análisis en neohabla
Sábado 9 de febrero de 2008 | Publicado en la Edición impres

Cine y fotografía como intervención política
Susana Sel (compiladora)
Prometeo
$39

Si alguien tuviera dudas acerca de que las palabras son capaces de esconder la realidad, la lectura de la mayoría de los ensayos que componen Cine y fotografía como intervención política bastaría para convencerlo. Ajenos por completo a una mirada crítica sobre los fenómenos que analizan, casi todos los autores -con la destacable excepción de María F. Mazzadi y Pablo Boido- insisten en el uso de una jerga que agrede tanto el castellano como la paciencia del lector.

No ocurre que el tema sea menor ni poco interesante. Por lo contrario, entender cómo el cine y la fotografía han estado ligados a la historia política, y poder analizar esos vínculos es tarea mayor de la sociología del arte. Baste mencionar los clásicos De Caligari a Hitler , de Sigfried Kracauer, y Kino , de Jay Leyda, o los más cercanos Crowd Scenes, de Michael Tratner y Leni Riefenstahl: The Seduction of Genius , de Rother y Bott, entre tantos.

Pero el grueso de los autores convocados por Susana Sel para la recopilación deja a un lado la mínima exigencia que se requiere para un trabajo de esta clase: una mirada crítica. Un enfoque que prescinda de la "neohabla" de los protagonistas de la historia y recurra a un léxico acorde con su misión interpretativa y analítica. De lo contrario, y es lo que ocurre a lo largo de casi todas estas páginas, la imprescindible distancia entre observador y fenómeno se disuelve mediante la adopción del lenguaje del "objeto" por parte de quien lo examina.

Al unísono con este entremezclarse de los lugares del estudioso y el estudiado, en numerosos artículos se produce una confusión entre lo que se puede denominar cine político o de propaganda con cine documental. Si bien este último aspira a un firme apego a la realidad (a diferencia de la narración de ficción, típica de la otra vertiente cinematográfica tradicional), no es válido empastar dos conceptos diferentes. Pues una cosa es el cine documental stricto sensu y otra el cine político o de propaganda. Si se aceptara la confusión tan patente en este libro, sería válido pensar que El Acorazado Potemkin podría ser cine documental. O, como asombrosamente dice Sel en la introducción: "Luchino Visconti y Roberto Rossellini, entre otros, encontraron en la producción documental un medio de denuncia y concientización".

Vale para concluir lo dicho por Carlos Braun, uno de los hacedores del cine político argentino de principios de este siglo, citado por Mazzadi y Boido: "Hacer propaganda, mostrar lo que los grandes medios no muestran. ¿Está mal hacer propaganda? ¿Está bien hacer propaganda? Depende de lo que digas " Elogiable sinceridad de alguien que debió ser escuchado por los autores de los restantes textos de esta recopilación.

Julio Orione


lunes, diciembre 31, 2007

lunes

Escrito por pablo @ 2:29 a. m.

uno.
Cuando tenía trece años, en primer año, organizamos un campeonato de fútbol para el colegio. En una reunión, ya no recuerdo como, se comenzo a hablar de la posibilidad de armar esta competencia, era en la pequeña sala destinada al centro de estudiantes. Esa fue mi primera participación en el centro de estudiantes. Con un compañero, que no participaba mucho en las actividades que se organizaban, armamos la lista de todos los jugadores. Le pusimos sobrenombres a todos, simplemente se los inventamos. Desde ese día, uno de los chicos, que siempre me saludaba en el 63 por la mañana le quedo "satan" farina.
dos.
Poco después varios, y diferentes compañeros no apoyaban a la mayoría de quienes dirigian el centro de estudiantes, por lo tanto comenzaron a elaborar alternativas para que dejen la dirección. Ahí fue cuando conocía a P, que luego seria protagonistas de muchas aventuras. El disponía, por citar alguno de los casos, hasta la ubicación en las asambleas, si eran varias los cuestionamientos que teniamos que hacer, uno de estos era que había pasado con la plata del famoso torneo de fútbol, había que separarse en diferentes puntas, entonces cada quien realizaba su pregunta de diferentes enfoques, y así generabamos más fuerza, P era un crack. No hay duda.
tres.
En un año, poco tiempo después, decidimos presetarnos a las elecciones. Obviamente P , seria el presidente. Perdimos por pocos votos, quizás el nombre inspirado en un libro de cortázar no nos ayudo. No lo sé. En una pequeña reunión posterior en un bar de la avenida nazca, P me hizo jurar venganza y que yo ganaría las próximas elecciones, en medio de sosllozos, y sus lágrimas, le dije que si.
cuatro.
Las elecciones fueron y vinieron, si las ganamos pero ya es otra historia, donde debería incluir a muchos otros personajes. De P, tuve variadas noticias, pero luego de que en medio de una toma en una cita con la directora del colegio, ella lo amenaza y le dice que va escribir en su rostro la palabra oro, ya que ese entonces había un caso famoso de mafias del oro. No recuerdo nada al respecto, solo que había muerto alguién con esa insignia. Y luego de ese episodio, los lazos se tensaron, y de ahi mismo surgieron las preguntas de si habiamos llegado demasiado lejos.


domingo, noviembre 18, 2007

domingo

Escrito por pablo @ 3:54 p. m.

Antes, tomo un café con leche y unas galletitas que acompañan, aunque el horario no sea el indicado. Los horarios los traspaso, y el desorden me convoca. Para contar un sueño, antes hay que desayunar, porque sino se cumplen. Siempre desayune, antes. Y algunos de estos fueron buenos. Nunca probé contarlos para que se cumplan. El primer sábado de calor en Buenos Aires, y todo sigue más o menos igual. Diciembre es el fin del ciclo, a pesar de que pensamos el futuro como se piensa una línea. Entre la noche y la mañana se me mezcla las imágenes y los diálogos, finalmente conseguimos un pasaje a Brasil, para poder llegar hasta Bahía, que es tan caro. El señor que vende los pasajes tiene un escritorio de librería comercial, sin embargo me parece totalmente natural. Mi problema es el horario, debo estar a las 11.40. Exacto. Y yo estoy trabajando hasta entonces, por otro lado, nunca pago el pasaje. Y en el medio tengo que terminar mi trabajo, que nunca se bien en que consiste pero debo terminarlo antes de retirarme del país. Entonces, es cuando catastróficamente pierdo mi vuelo. Porque claro, son las 11.40 y sigo trabajando. La abuela L siempre tuvo la precaución de ir dos o tres horas antes a las estaciones de autobús para no perder los pasajes, incluso una vez espero más de 6 horas en la estación de trenes para ir a Buenos Aires, y así llegar a tiempo. Me rió cuando me cuenta esta anécdota. En ese momento, mientras el fuma un cigarrillo en la entrada del aeropuerto, todos abordan en avión y nosotros perdemos nuestro vuelo. Y pasa de verdad.


jueves, octubre 18, 2007

jueves

Escrito por pablo @ 3:45 p. m.

sweet reggae music


caminar al sol, veredas lentas, al mediodía que espera,
y entre los mapas que presto para viajes ajenos,
encuentro los míos
todo méxico en un mes,
llegamos el 31 de diciembre al df,
un fin de año con guirnaldas de colores, miles,
taxis verdes y calles llenas
y seguimos de largo
para no parar nunca.

Y son las canciones que traen hoy
el ardor de la piel
esa que tiene cada pueblo frente al mar
desde puerto viejo, hasta manuel antonio.
Y que ahí me esperan.


martes, julio 31, 2007

martes

Escrito por pablo @ 5:03 p. m.



something to say, something that i saw


¿cómo se pregunta dónde esta enterrado alguién?
algo así como donde queda la sepultura,
solo con número de día y año.

Cuento, algo que no se hacer bien, aunque dudo que otros
lo hagan bien en estos casos, todos fallan.

Son 7 años para atras, más o menos, enero.
Estoy seguro. Olvide casi todos los días después, uno por uno,
o nunca supe que día era, o simplemente ese día todo se detuvo.
por un tiempo.

Ilvanar lentamente, me llevo un papelito con el informe del archivo,
entregado en un mostrador sin reloj, pero con una pequeña campanita.
Ya no odio tanto, esto.